jueves, 22 de noviembre de 2012

Shakira y su ex novio, Antonio de la Rúa, enfrentados por 78 millones de euros


Shakira y su ex novio, Antonio de la Rúa, se verán cara a cara en los juzgados si prospera la demanda que el argentino ha presentado contra la cantante y en la que le reclama 78 millones de euros. Enfrentados desde que rompieron en 2010 por la fortuna de la novia de Piqué, -que De la Rúa asegura él ayudó a conseguir-, la ex pareja tendrá que verse de nuevo con abogados de por medio para resolver sus problemas.
De la Rúa parece haberse convertido así en el quebradero de cabeza de Shakira, pues desde que decidieron hacer pública su ruptura, el argentino le ha reclamado parte del dinero que la colombiana ganó durante los diez años que estuvieron juntos. Y es que mientras fueron novios, De la Rúa ejercía como mánager de la cantante, logrando para ella contratos millonarios de los que ahora pide su parte. Habiendo acordado que Shakira pagaría a su ex novio una compensación económica por los negocios que mantenían en común, De la Rúa asegura ahora que el acuerdo no se ha llevado a término y por eso pide a su ex pareja 78 millones de euros.
A pesar de que hasta ahora habían resuelto sus problemas en privado, Antonio de la Rúa ha decidido pasar a los juzgados, presentando la demanda en la Corte Suprema de Manhattan (Nueva York). En ella, el argentino asegura que Shakira ha incumplido el acuerdo de pagarle su parte de la sociedad que tenían en común, asegurando que ha dejado de percibir hasta 78 millones de euros por los beneficios de 2011, cuando la cantante decidió romper profesionalmente del todo con su ex novio, -hsata entonces, y aunque ya no existía relación sentimental entre ellos, seguían siendo socios-. De la Rúa asegura que fue un abogado el que le comunicó que se quedaba fuera de la sociedad que compartían. Desde entonces, "Shakira ha tratado de reescribir la historia, que incluye negar la existencia de esta sociedad en común, menospreciando las contribuciones de De la Rúa a la misma y tergiversar los hechos del pasado", dice el abogado del argentino.
Por su parte, Shakira ha decidido, de momento, no hacer ninguna declaración y, probablemente, buscará encontrar un acuerdo de la manera más privada posible. De la Rúa añade en su demanda que fue gracias a él que Shakira firmara un contrato de más de 230 millones de euros con Live Nation y que su intervención en una pequeña crisis entre la colombiana y la compañía hizo posible que su contrato siguiera adelante. 
De la Rúa, además, ha dejado caer que la relación con Gerard Piqué podría ser la culpable de la decisión de Shakira no solo de despedirle de la sociedad sino también de no pagarle los beneficios del último año de trabajo.
Fuente: La Voz Libre

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada