jueves, 17 de enero de 2013

William Mebarak : «Shakira nació con un coeficiente intelectual muy alto»



El escritor y periodista publica el libro «Al viento y al azar» (Planeta), una recopilación de historias cortas en las que relata vivencias, desvela sus pensamientos y reflexiona sobre la sociedad y el momento que nos ha tocado vivir. William Mebarak (Nueva York, 1931) es además el padre de Shakira, la cantante colombiana más famosa del planeta, que está a punto de dar a luz a su primer hijo, fruto de su relación con Gerard Piqué. Ella ha escrito el prólogo.
–Deja entrever su alma de poeta y cuentista, ¿qué puede encontrar el lector en este libro?
–Historias cortas. Escritas sin ambages literarios sobre los extemas expuestos. Todas ellas cuentan con una buena dosis de realismo. En la titulada «Amores volátiles», podrá disfrutar de metáforas, así como de algunas figuras literarias. Los demás temas son reflexiones y opiniones sobre política, medio ambiente y cuestiones socio económicas de Colombia. No merezco el título de poeta, porque mi incursión en el mundo de la poesía fue muy breve. Me limité a escribir sólo cuatro poemas en plena adolescencia. Escribo en prosa y mis géneros preferidos son la novela y el cuento.
–¿Qué o quién le inspiró al escribirlo?
–Éste es el quinto libro que publico, y como en los anteriores, la inspiración y la autoría son propias... Inicié esta vocación a los 17 años tras haber ganado un concurso histórico-literario a nivel nacional .
–¿Qué tiene un relato breve que no posee una gran novela?
–A la novela le sobra lo que le falta a un relato, la ley de la compensación.
–El libro tiene un contenido evocador, ¿el misticismo se lleva en los genes o se aprende?
–La tendencia a la creatividad, que va de la mano de la inspiración, tiene que ver con los genes al tiempo que está potenciada por las experiencias de la vida.
–¿Conoce a algún poeta o escritor español?, ¿cuál le gusta?–Jardiel Poncela, Pío Baroja, Benito Pérez Galdós, Federico García-Lorca, Iriarte... De Carlos Ruiz Zafón he leído cinco de sus obras.
–La suya refleja sus amores de juventud. Dígame, ¿cómo era entonces William Mebarak?, ¿tenía fama de donjuán?
–No me identifico con Juan Tenorio, pero la inclinación por el sexo contrario desde muy joven siempre fue la fuerza de mi debilidad.
–¿Posee el espíritu poético desde la juventud?
–Poseo el espíritu romántico, que es la antorcha que pretendo mantener encendida toda mi vida.
–¿Transmitió estas inquietudes a su hija?, ¿cree que ha influido en su talento como artista?
No. Ella nació con un asombroso talento. Con inspiración, capacidad creativa y con un coeficiente intelectual muy alto.
–¿Qué opinión le merecen los líderes políticos mundiales?, ¿sigue la política española?
–Sus luchas políticas son dignas de admiración, pero los unos y los otros se encuentran a miles de kilómetros de distancia con sus respectivas ideologías, de ahí que mi capacidad analítica de la política mundial se quede corta. Sobre la política española, espero conocerla más a fondo en el futuro para poder opinar.
–El título del libro es curioso, «Al viento y al azar»,.¿Qué no dejaría nunca en manos del azar?
–Las coincidencias de los sueños y las evocaciones.
–¿Cómo lleva la fama mundial de su hija?
–Como el más cercano observador, el más emotivo seguidor y el más celoso protector de sus triunfos.
–¿Le gusta o le preocupa que puedan leer su libro simplemente,por ser el padre de Shakira?
–No puedo ocultar la satisfacción de que se sorprenda una cierta simbiosis literaria entre nosotros, pero la autenticidad de cada uno, en cuanto a su estilo e inspiración personal, van por separado.
–¿Es Shakira su fan número uno?
–Sí, siente admiración por lo que escribo y despliega su inevitable espíritu perfeccionista de crítica.
–¿Cuál es el mayor éxito del escritor, vender muchos libros o seguir teniendo inspiración?, ¿qué elegiría si tuviese que escoger entre estas dos opciones?
–Seguir el camino de la inspiración, que deja huellas y vender libros para difundir el pensamiento.
«Es mi piedra angular, mi mejor amigo»
Shakira (en la imagen, junto a sus padres, William Mebarak y Nidia Ripoll) recuerda que comenzó a escribir las letras de las canciones, que ahora todos tarareamos, para imitar a su padre frente a la máquina de escribir. Siente adoración por él: «En Barranquilla mi papá no es el padre de Shakira, sino que yo soy la hija de William. Es el mejor padre que la vida me ha podido regalar. Mi piedra angular, mi mejor amigo, no sólo en mi carrera, sino en mi vida», ha dicho.
Fuente: La razon

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada